Make your own free website on Tripod.com

Etica

Blank pagePérez-Jaén trabaja sólo 3 días al mes y cobra por ello 65 mil pesos

Home
Articulos
Tareas y apuntes
Peliculas
Noticias
Arte
¿Quien es Mario Villegas?

Miércoles 16 de noviembre de 2005

 

Es reiterado su ausentismo en responsabilidades en el Consejo de Información del DF

Pérez-Jaén trabaja sólo 3 días al mes y cobra por ello 65 mil pesos

En tres meses sólo ha acudido a laborar nueve días Su caso será analizado hoy por el pleno

ROCIO GONZALEZ ALVARADO

Sin justificación alguna, la consejera ciudadana del Consejo de Información Pública en el Distrito Federal (Consi), María Elena Pérez-Jaén Zermeño, sólo se ha presentado a laborar en sus oficinas nueve días durante los últimos dos meses y medio, por lo que hoy, ante el pleno, se analizará su caso para tomar las medidas que correspondan ante este reiterado ausentismo.

De acuerdo con el oficio CONSI/ST/147/2005 de la Secretaría Técnica, dirigido al presidente de este órgano, Gustavo Velázquez de la Fuente, la funcionaria no ha acudido a realizar sus funciones durante 46 días hábiles, en el periodo que va del 11 de agosto a la fecha.

Según el documento oficial, sólo se presentó a laborar en las siguientes fechas: 31 de agosto, 1°, 22, 23, 28 y 29 de septiembre, 5, 6 y 18 de octubre, día en el que se celebró la última sesión del pleno del consejo, dejando en el abandono el trabajo en las comisiones que ella coordina, como son la de Administración, Vigilancia y Capacitación, Enlace y Difusión.

Ello, aun cuando dichas comisiones sesionaron el 9 y el 10 de agosto, el 28 de septiembre y el 6 de octubre, precisa el texto en el que se insta al presidente del consejo hacer del conocimiento de esta situación irregular al pleno para que actúe conforme lo dicta el reglamento interior de este órgano.

En respuesta, Pérez-Jaén Zermeño negó dichas afirmaciones y aseguró que por el contrario, ha "cumplido en exceso las funciones" a que la obliga la normatividad asistiendo a todas las sesiones del pleno del consejo, convocando y coordinando las de las comisiones que le corresponden.

Así lo hizo saber en el oficio CCMPJZ/0039/05 que giró a Velázquez Fuentes, en el que además definió como "oficiosa" la actitud del titular de la secretaría técnica, Jorge Bustillos Roqueñi, a quien le sugirió complementar su información con el conocimiento de las faltas, tanto de asistencia como del cumplimiento a las obligaciones.

Ante ello, la consejera ciudadana exhortó al presidente del consejo a invitar al secretario técnico a dejar los enfrentamientos sin sentido y que contribuya al buen funcionamiento de este órgano autónomo y apegarse estrictamente a la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Distrito Federal y al Reglamento Interior del consejo.

En su misiva, dejó en claro que su compromiso es con la sociedad civil y su obligación primigenia es verificar que se transparente el ejercicio de la función pública y garantizar el acceso a toda persona a la información pública en posesión de todos los entes públicos del Distrito Federal.

Al respecto, en entrevista Bustillos Roqueñi refrendó lo dicho en su reporte y definió como una falta de honestidad y responsabilidad la actitud de la consejera ciudadana, quien "con limitarse a asistir a las sesiones del pleno cree que es suficiente para cumplir con la obligación para la cual fue designada", y por lo que le pagan alrededor de 65 mil pesos mensuales.

Indicó que ante la ausencia de un reloj checador o un cárdex, la secretaría técnica a su cargo lleva un control de asistencia de todos los consejeros ciudadanos, y en él se puede constatar las ausencias recurrentes de la funcionaria en cuestión, quien debe dar explicaciones ante el pleno por su conducta.

Agregó que el ausentismo injustificado de Pérez-Jaén Zermeño ha sido práctica regular a lo largo de todo el año, y de ello, aseguró, puede dar cuenta también cualquier servidor público del consejo.

Bustillos Roqueñi señaló que el servidor público que actúa con falta de honradez y eficacia se puede hacer acreedor a una amonestación administrativa o una sanción que puede derivar en el cese de su cargo, según lo tipifica la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos.

Sin embargo, en este caso, explicó que primero se tiene que resolver en el pleno, que deberá tomar las medidas al respecto.