Make your own free website on Tripod.com

Etica

París recuerda a Lennon
Home
Articulos
Tareas y apuntes
Peliculas
Noticias
Arte
¿Quien es Mario Villegas?

EL MUSEO DE la Música de París abrió su espacio para rendir homenaje a una de las figuras más relevantes de la segunda mitad del siglo XX: John Lennon, música inacabada. La exhibición, organizada gracias al apoyo de Yoko Ono, coincide con el 65 aniversario del nacimiento del artista y 25 años de su muerte. En mil metros cuadrados destinados para las exhibiciones temporales, el visitante puede adentrarse en la atmósfera que rodeó a los Beatles, el conjunto que revolucionó la música pop, y en la vida y obra de su integrante principal, John Lennon. ''Soy un camaleón", gustaba decir de modo provocador el músico y esto lo hace realidad la muestra con algunas de sus facetas más destacadas: el compositor, el intérprete, el pintor, el actor, el militante y el poeta.

LA EXHIBICION abarca 12 secuencias y va de de la infancia y la adolescencia en un Liverpool sacudido por la Segunda Guerra Mundial, los Beatles y la beatlemanía, su incursión en el cine y el video, su participación en el grupo Fluxus, su etapa como promotor de la paz, aquélla en que escribe Imagine, hasta su estancia final en Nueva York y su asesinato.

EL ESPECTADOR puede escuchar con audífonos las canciones más conocidas de los Beatles y de Lennon como solista, ver todas sus películas y videos. Varias pantallas reproducen los conciertos ya míticos y las entrevistas más destacadas en televisión.

GRACIAS A YOKO Ono y varios coleccionistas, se puede ver al John niño y adolescente y sus dibujos de esa época; los trajes utilizados para portadas de discos y películas, las guitarras -algunas firmadas por él-. Más de cien objetos muestran el fetichismo sicodélico de la beatlemanía. También se exhibe la serie de dibujos eróticos que pintó y exhibió Lennon en París.

ACIERTOS NOTABLES de este homenaje son la reproducción del estudio donde se grabó el disco Rubber Soul, en 1965, con los aparatos de la época, las innovaciones técnicas y sus efectos sicodélicos. La atmósfera hace que el visitante sienta como si estuviera allí cuando se grababa ese álbum. Uno más es la cama del Hilton, en Amsterdam, desde la cual John y Yoko hicieron un llamado por la paz, en protesta por la guerra de Vietnam. El visitante puede acostarse plácidamente en esa cama y ver en una pantalla la famosa entrevista que ambos concedieron a los medios, en especial a la televisión. Finalmente, un elegante piano blanco con la partitura de Imagine, permite tocar la melodía a quien desee.

LA MUESTRA SE cierra con una instalación poética de Yoko Ono: un árbol de deseos que se va enriqueciendo con los mensajes que en pequeñas tarjetas dejan los numerosos visitantes, la inmensa mayoría jóvenes que refrendan así la vigencia de Lennon y su importancia.

ESTA ES LA tercera exhibición que el museo de la música parisina dedica al rock. En 2002 se rindió homenaje a Jimi Hendrix con Backstage, y un año después a Pink Floyd, con Interestellar.

Enter supporting content here