Make your own free website on Tripod.com

Etica

El capitalismo no llevó equidad a la ex URSS, reconoce el BM

Home
Articulos
Tareas y apuntes
Peliculas
Noticias
Arte
¿Quien es Mario Villegas?

Jueves 3 de Noviembre de 2005

Carlos Fernández Vega

Después de 15 años el desempleo sigue siendo un grave problema en esa región

EN ESTE DIA DE MUERTOS es sano recordar que con la caída del Muro de Berlín y la desaparición de la Unión Soviética, las potencias de Occidente prometieron a los países del ex bloque socialista el "mundo dorado" del capitalismo, la única vía real (de- cían) para "la justicia y la equidad".

ALGO FALLO, PORQUE poco más de tres lustros después hasta el Banco Mundial reconoce que la "justicia y equidad" brillan por su ausencia en aquellas tierras, especialmente en lo que a empleo se refiere.

NO ES USUAL que el organismo dedique su tiempo a revisar los "logros" económicos y sociales del ex bloque socialista, de tal suerte que su informe: Aumentar las oportunidades de trabajo en Europa oriental y la antigua Unión Soviética, divulgado ayer, aparece como una rara pieza en su colección de análisis económicos y sociales.

SEÑALA LA INSTITUCION que cuando los países de Europa oriental y la antigua Unión Soviética iniciaron su histórica transición de economías de planificación centralizada a economías de mercado hace algunos años, la pérdida de empleos era algo previsible. No obstante, la creencia general era que el alto desempleo sería transitorio y disminuiría una vez que el sector privado emergente comenzara a crear fuentes de trabajo.

SIN EMBARGO, EL informe disipa esa creencia al subrayar que tras 15 años el desempleo continúa siendo un problema en dicha zona. "Si bien todos los países de la región han efectuado reformas dignas de admiración en la última década y media, faltan oportunidades de empleo en la mayoría de los países; esta región ha mejorado enormemente su desempeño económico desde 1990, pero a menos que se creen más y mejores empleos podría estancarse la reducción de la pobreza que hemos visto en los últimos años, lo cual, a su vez, socavaría realmente el apoyo político para las reformas" (del dorado mundo capitalista).

EXPLICA QUE EN aquellos países que recientemente ingresaron a la Unión Europea y los que están en vía de adhesión, el problema en el mercado laboral es realmente la desocupación y el desempleo a largo plazo: en ellos, la tasa de desempleo alcanza dos dígitos y cerca de 50 por ciento de los desempleados pasa más de un año en busca de trabajo.

INCLUSO EN AQUELLAS naciones que se están restructurando con más rapidez, como es el caso de Polonia y la República Eslovaca, la tasa de desempleo fue de 19 y 18.2 por ciento, respectivamente, de la población económicamente activa en 2004, a pesar de los altos índices del crecimiento económico.

EN CAMBIO, EN los países de ingreso bajo de Asia central, el problema es en realidad la calidad de los empleos. La gente tiene trabajo pero, en general, se trata es de muy baja productividad y con escaso salario. En las naciones de la antigua Unión Soviética, donde las reformas se llevan a cabo en forma más lenta, tales como Azerbaiyán, Moldovia y Ucrania, muchos integrantes de la fuerza laboral se encuentran atrapados en trabajos de bajo ingreso o han tenido que volver a la agricultura de subsistencia.

EL INFORME SEÑALA que el cambio más grande desde la transición ha sido el viraje de un empleo seguro, aunque no muy bien remunerado, a ocupaciones menos estables con un mayor potencial de ganancias, aunque en los países de ingreso bajo de la antigua Unión Soviética han aumentado radicalmente los trabajos temporales e informales, "tanto que en la actualidad están casi al mismo nivel que en los países en desarrollo".

LOS CAMBIOS EN LA naturaleza de los empleos han afectado a los hombres más que a las mujeres. Se perdieron empleos en los sectores dominados por los hombres, como en la industria pesada, pero se ha facilitado el acceso de las mujeres a las nuevas actividades creadas en el sector de servicios, por lo que "desde el punto de vista político, la creación de empleos viables y duraderos afianzará el apoyo para poder continuar con las reformas del mercado", es decir, las mismas que han incrementado la desocupación.

LAS SUSODICHAS "reformas" sólo buscan facilitar el camino a los inversionistas, porque "siguen existiendo serias limitaciones". Por ejemplo, dice el Banco Mundial, tener un negocio en los países de ingreso bajo de la antigua Unión Soviética implica grandes riesgos debido a la inseguridad de los derechos de propiedad, la débil capacidad para hacer cumplir los contratos y una infraestructura poco fiable. En los países de mediano ingreso de la ex URSS, tales como Belarús, Kazajstán, Rusia y Ucrania, existen varias trabas (demasiado papeleo burocrático, regulaciones ineficaces y la necesidad de numerosos permisos) y en Europa central y oriental resulta difícil hacer negocios debido a los elevados costos directos (impuestos y excesivas regulaciones del mercado laboral). "De cualquier suerte, los programas y las políticas en materia de empleos para la reorientación profesional o ayuda a los desempleados no serán suficientes para solucionar el problema fundamental".

POR CIERTO, MAÑANA en Mar del Plata, Argentina, la comunidad latinoamericana de nueva cuenta escuchará el canto de las sirenas y su "mundo dorado" del capitalismo.

Las rebanadas del pastel:

VA UNA DE BANQUEROS: "fui víctima de fraude en BBVA-Bancomer; me sustrajeron 12 cheques de mi chequera personal, la cual me había sido entregada el 4 de mayo de 2005 en la sucursal 0219 de Monterrey por el ejecutivo Hugo Hernández Vázquez, siendo cobrados el 13 y 14 de mayo mediante la falsificación de mi firma y en 12 sucursales diferentes pertenecientes a la institución bancaria. El fraude suma 258 mil pesos. Dos chequeras recibí y de la que no estaba en uso sustrajeron los cheques; las únicas personas con acceso a ella fuimos su servidor, el ejecutivo de cuenta y el resto del personal que maneja las cuentas. Después de innumerables negativas de BBVA-Bancomer, el 16 de agosto como contestación recibí la negativa de reembolso. La falta de seguridad e interés del servicio que presta BBVA-Bancomer en resguardar y proteger nuestros recursos ha sido devastador al patrimonio de mi familia y esta negativa de la institución bancaria de responder por su servicio profesional de guardar nuestros intereses golpea el presente y futuro de mis hijos". (Omar Alberto Velázquez Medina, San Nicolás de los Garza, NL, omarvelazquezm@yahoo.com)

 

Enter supporting content here